Portada » Coches Clásicos » Clásicos: Renault Clio Williams 1993

Por el

Clásicos: Renault Clio Williams 1993

Lanzado comercialmente en el año 1993 el Renault Clio Williams fue en principio presentado en una edición limitada de 3.800 unidades, una cifra que sobrepasaba en 1.300 a la cantidad necesaria para poder obtener la homologación que habilitara su participación en el mundial de Rally. Esa primera serie se ofrecía con una placa identificatoria numerada que cada coche montaba sobre el tablero.

Renault-Clio-Williams-1993-01

Fue tal el nivel de demanda del mercado, que Renault finalmente produjo 1.600 unidades adicionales. De todos modos esa tanda tampoco fue suficiente por lo que terminaron fabricando dos series mas: los Williams serie 2 y serie 3, que terminaron totalizando 12.100 unidades aunque muchos de esos ejemplares de calle terminaron convertidos en vehículos destinados al mundial de Rally.

Si bien el modelo llevaba el nombre del entonces equipo de Fórmula 1, Williams no tuvo que ver con el desarrollo del deportivo ya que el mismo se basó en el Clio 16S, sobre el que la división deportiva de la marca francesa Renault Sport efectúo una adaptación de su motor de 2.0 litros 16 válvulas obteniendo una potencia de 147 caballos.

Este propulsor le permitía al Renault Clio Williams alcanzar los 215 km/h de velocidad máxima y acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 7.5 segundos.

Renault Clio Williams

Las diferencias respecto al 16S incluían una trocha delantera algo mas ancha, realizada sobre una adaptación del Renault 19, sistema de suspensiones con mayor firmeza y un trabajo efectuado sobre el motor F7R 710 2.0 16V que incluyó válvulas de mayor tamaño, nuevas levas y cigüeñal, que en conjunto le otorgaban un rendimiento de 147 CV a 6100rpm y un par de 18.1 mkg a 4.200rpm.

Renault Clio Williams
Una placa indicaba el número de serie

Su mejor rango lo ofrece a partir de las 4100rpm ya que allí está fijado el punto en donde el mapa de la inyección se modifica, hasta alcanzar las 6600rpm punto en donde se produce el corte de la inyección.

Equipado con una caja adaptada para poder exprimir al máximo el rendimiento, el motor se muestra algo rumoroso, hecho que se acrecienta por la corta relación de la quinta marcha que beneficia las prestaciones, emitiendo un sonido que lejos se encuentra de incomodar a quien lo conduce.

El Renault Clio Williams contaba con una estética que lo diferenciaba claramente del resto de la gama. Su pintura era únicamente de color azul Sports Blue para la primera serie y de un azul algo mas brillante denominado Monaco Blue para las segunda y tercera serie.

Renault Clio Williams
Los cuadrantes del instrumental azules eran su toque característico

Además montaba llantas Speedline de 15 pulgadas pintadas en color dorado, equipadas con neumáticos en medida 185/55/15. Sobre el capot se ubica una gran toma de aire y un discreto alerón posterior, brindando una apariencia general de rasgos bien deportivos aunque con un balance sobrio.

«Con tan solo 980 kg de peso, el motor 2 litros de 147 caballos le permtía al Renault Clio Williams acelerar de 0 a 100 en 7.5 segundos.»

 

En el habitáculo todo deja en claro que se trata de una versión especial. El tablero de instrumentos cuenta con los cuadrantes de los relojes en color azul, detalle que se repite en el instrumental adicional que se ubica en el centro del tablero y que incluye marcadores de presión y temperatura de aceite y nivel del lubricante del motor.

Renault Clio Williams
En el centro del tablero se ubicaban tres relojes adicionales

Los asientos deportivos están  tapizados en color azul y tienen bordados en el respaldo de los asientos el anagrama del modelo. La primera serie era bien austera y no incluía aire acondicionado, mientras que tanto los cristales como los espejos se comandaban en forma manual.

En una época en que los airbags y el ABS no eran elementos habituales, la ausencia total de equipamiento de seguridad y confort le otorgaban un bajo peso, que combinado con los casi 150 caballos del motor ofrecían un coctel explosivo a un coche que se dejaba conducir de forma muy noble y que como único elemento de confort incluía a la dirección asistida.

Renault Clio Williams

Aunque tras la llegada de la segunda y tercera serie, se fueron agregando algunos aditamentos de confort como el aire acondicionado, los eleva cristales, espejos eléctricos y el techo corredizo, elementos que atentaron contra la esencia despojada y deportiva del modelo, pero que lo convirtieron en un vehículo mas apto para su uso cotidiano.

Autor: Adrián

Apasionado de los coches desde que recuerdo, el Scalextric y los cochecitos a escala fueron los encargados de iniciar ésta pasión que con el correr de los años se transformó en mi ocupación de tiempo completo. Un día entendí que mi interés por los coches  Leer más>