Portada » Coches Clásicos » Clásicos: Peugeot 205 Turbo 16

Por el

Clásicos: Peugeot 205 Turbo 16

En el año 1984 nacía el Peugeot 205 Turbo 16 para lograr la homologación que permitió a la marca participar en el Grupo B del mundial de Rally. Fue el mas radical de los 205 de calle, con motor central, tracción 4x4 y una potencia que alcanzaba los 200 caballos de fuerza.

El Peugeot 205 llegó al mercado en el mes de febrero de 1983 y lo hizo para reemplazar al 104 que ya llevaba varios años en el mercado. Se transformó inmediatamente en un éxito comercial y se mantuvo en producción hasta el año 1998, cuando hizo su aparición su sucesor, el 206.

Peugeot-205-Turbo-16-1

El 205 T16 tenía un motor turbo de 1.8 litros con 200 cv y tracción 4×4.

Con un diseño que utilizó para su concepción los sistemas informáticos mas sofisticados de la época, un año después de su lanzamiento llegaba al mercado su primera variante deportiva: nacía el Peugeot 205 GTI. En una primera instancia utilizaba un motor de 1.6 litros con 105 cv, pero en 1987 tuvo una evolución que montaba un motor de 1.9 litros que producía 130 caballos de fuerza.

Pero su momento máximo lo alcanzó en el año 1984, cuando para poder ser homologado participar en el Grupo B del mundial de Rally se fijaron las bases para el nacimiento del Peugeot 205 Turbo 16, el mas radical de toda la familia del 205.

Pero se trataba de un producto completamente diferente. La participación en el Rally significaba por aquel entonces producir al menos 200 ejemplares de calle en serie, como un paso previo obligatorio para poder participar en el Grupo B. De este modo nació el 205 T16, que estaba construido sobre la base de una estructura con una célula central monocasco del tipo space frame con vigas de aluminio.

Peugeot-205-Turbo-16-3

Sobre esa base se montaba el motor, con una disposición transversal y ubicado en posición central trasera, sobre el sub chasis posterior, en donde también se alojaba la transmisión manual de cinco marchas y que estaba asociado a un sistema de tracción integral, equipado con un diferencial central del tipo viscoso.

Su versión de calle equipaba un motor de cuatro cilindros turboalimentado, de 1.775 centímetros cúbicos, equipado con un sistema de inyección Bosch K Jetronic. La sobrealimentación corría por cuenta de un turbo KKK con intercooler.

Este 1.8 litros 16v con doble árbol de levas y una relación de compresion de 6.5 producía 200 caballos de fuerza a 6.750 rpm con 255 Nm par a 4.000 rpm. Los sistemas de suspensiones en ambos ejes eran por triángulos superpuestos mientras que contaba con frenos a discos ventilados en las cuatro ruedas y neumáticos en medida 210/55 VR390.

Este conjunto mecánico le permitía al 205 T16 acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 6.0 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 209 kilómetros por hora.

Peugeot-205-Turbo-16-5

El motor turbo de 200 caballos le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 6 segundos.

Estéticamente, si bien compartía el frontal y algunos elementos del sector posterior con el 205 tradicional, se trataba de un coche absolutamente diferente, del que podría decirse que solamente mantenía el nombre.

Además de las mencionadas diferencias estructurales, constructivas y mecánicas, el aspecto del exterior también contaba con numerosas modificaciones respecto a los 205 normales.

Lo que principalmente capta la atención son sus pasos de rueda ensanchados, para dar cabida a las ruedas de mayor tamaño y a sus mayores dimensiones. Sobre el capot se ubicaba una gran salida de aire que ayudaba a mejorar la refrigeración del intercooler, mientras que justo por detrás de las puertas se ubicaban unas tomas de aire que permitían refrigerar el motor.

Al motor, ubicado en posición trasera podía accederse a traves de una gran tapa que abarcaba a los guardabarros traseros, el portón posterior y parte del techo, con lo que se lograba un cómodo acceso al sector en donde se ubicaba su mecánica.

Visto desde el sector posterior, mantenía los mismos faros y la moldura que los unía, como así también el paragolpes y la ubicación de la matricula, aunque su aspecto era mas ancho y robusto. El conjunto se completaba con un discreto alerón ubicado justo sobre el cristal posterior.

Peugeot-205-Turbo-16-4

Sus medidas eran similares al modelo de serie: 3.82 metros de largo, 1.35 de altura y 1.70 metros de alto, co una distancia entre ejes de 2.54 metros y un peso en orden de marcha de 1.145 kilogramos. La utilización de materiales compuestos para la confección de su carrocería, permitió mantener su peso relativamente contenido.

Enel habitáculo las diferencias respecto al modelo de serie también eran enormes. Principalmente por que se trataba de un biplaza, equipado con solo dos butacas de buena sujeción lateral. La plancha se modificó para dar cabida a la instalación de siete relojes analógicos, tres de ellos ubicados detrás del volante y cuatro mas pequeños en la parte central del tablero.

El interior se completaba con algunos testigos luminosos, pedalera en aluminio un volante revestido en cuero, al igual que la palanca de cambios y una serie de elementos en color rojo, en los asientos, puertas y alfombras.

Peugeot-205-Turbo-16-6

El 205 T16 Evo 2 del Grupo B alcanzó los 500 caballos de fuerza.

Pero por supuesto el 205 T16 de rally contaba con algunos elementos estéticos adicionales, como una gran alerón posterior y una mecánica mas potente, que en la primera serie alcanzaba los 300 caballos de fuerza y que en posteriores evoluciones alcanzó nada menos que 500 caballos de fuerza, el el que se denominó 205 Turbo 16 Evo 2. La mayor potencia fue lograda principalmente en base a la mayor presión del turbo KKK que soplaba a 2.5 bares de presión.

El 205 Turbo 16 Evo 2 se transformó en uno de los mas poderosos y exitosos coches del Grupo B, conducido por pilotos de la talla de Timo Salonen, Juha Kankkunen y hasta el argentino Carlos Reutemann. Pero debido a la alta peligrosidad y a la alta potencia de los coches, el Grupo B fue prohibido en 1986.

Pero el éxito del Peugeot 205 Turbo 16 Evo 2 se trasladó mas allá del Grupo B, ya que el coche fue utilizado en el Dakar y en el Pikes Peak International Hill Climb, categorías en las que fue también muy exitoso, aunque se presentó con la carrocería de un 405, bajo el nombre de Peugeot 405 Turbo 16.

Justamente en Pikes Peak es en donde se generó la leyenda que quedó registrada en un documental titulado Climb Dance, en donde aparecen las ya celebres imágenes de Ari Vatanen cubriéndose los ojos del sol con sus manos, mientras trepa con el 405 a toda velocidad.

Peugeot-205-Turbo-16-2

Adrián

Autor: Adrián

Apasionado de los coches desde que recuerdo, el Scalextric y los cochecitos a escala fueron los encargados de iniciar ésta pasión que con el correr de los años se transformó en mi ocupación de tiempo completo. Un día entendí que mi interés por los coches  Leer más>