Portada » Coches Clásicos » Clásicos: Fiat Abarth OTR 1000 Coupé 1967

Por el

Clásicos: Fiat Abarth OTR 1000 Coupé 1967

Hacia finales de la década de 1960 la relación entre Fiat y Carlo Abarth estaba bien establecida. Tomando como base al Fiat 850, el preparador creó al Abarth OTR 1000 Coupé, con un motor de 1.0 litro que rendía 74 cv.

Con el inicio de la década de 1960, Fiat se planteó la necesidad de crear un nuevo coche que se ubicara por sobre el Fiat 600 y debajo del Fiat 1100. Si bien la idea inicial era la de crear un producto totalmente nuevo, las dificultades económicas que atravesaba la empresa en ese momento no lo permitieron y finalmente el 850 nació como un derivado del 600.

El fíat 850 nació a mediados de la década de 1960, para ubicarse entre el 600 y el 1100.

Dante Giacosa, quien también había diseñado al 600, fue el encargado de proyectar al 850 tomando como base la plataforma y gran cantidad de elementos estructurales y mecánicos del 600, logrando un producto de apariencia mas sofisticada.

Algunos meses después de la llegada al mercado del Fiat 850 sedán, el Salón del Automóvil de Ginebra fue el escenario elegido por la casa italiana para el debut del 850 en sus versiones Coupé y Spider.

El diseñador Dante Giacosa dio instrucciones de mantener la plataforma y gran parte de la mecánica que eran utilizados en el Sedan, por lo cual las modificaciones en el diseño llevado a cabo por el Centro Stile Fiat no pudieron ser demasiado drásticas. Sin embargo, el equipo comandado por Mario Boano se las ingenió para lograr un deportivo sobrio y equilibrado, con espacio para cuatro ocupantes y un espacio de carga con capacidad suficiente.

Fiat-Abarth-OTR-1000-3

El habitáculo era sofisticado, con un panel de instrumentos tipo competición, equipado con dos grandes relojes principales, detalles de madera en el panel, volante deportivo y butacas con buena sujeción.

Además ofrecía mejoras a nivel mecánico, con frenos y dirección revisados, un propulsor mejorado con un carburador Weber de doble cuerpo, un escape sin colector y con cuatro tubos separados y una potencia que se ubicaba en los 47 caballos de fuerza, suficientes para permitirle alcanzar los 140 kilómetros por hora de velocidad máxima.

La relación entre Fiat y Carlo Abarth ya estaba bien establecida para aquel entonces. Era casi el final de la década de 1960 y Abarth ya había llevado a cabo varios proyectos basados en el Fiat 600. Tomando como base al 850 Coupé, Abarth realizó una serie especial a la que denominó OTR 1000, equipada con un motor especial con ‘testa radiale’, con un desplazamiento que alcanzaba casi 1.0 litro de cilindrada y una potencia de 74 caballos de fuerza.

Abarth llevó el motor a casi 1.0 litro y le brindó una potencia de 74 cv, suficiente para alcanzar los 180 km/h.

La sigla OTR representaba Omologato Turismo Radiale, ya que como era costumbre se trataba de un producto destinado a la competición, en este caso para el Gruppo 3 de la FIA, una categoría nacida en el año 1957 que obligaba a los constructores a homologar 500 unidades anuales para poder participar.

El propulsor del Abarth 1000 OTR era un bloque de 4 cilindros con 982 centimetros cúbicos de cilindrada, equipado con dos carburadores Weber de dos bocas y una potencia de 74 caballos de fuerza a 6.500 rpm, suficientes para lograra una velocidad máxima en torno a los 180 kilómetros por hora y una aceleración de 0 a 100 km/h cercana a los 10 segundos.

El motor estaba asociado a una transmisión manual de 4 marchas, mientras que los frenos delanteros eran a disco y los traseros a tambor. Contaba con suspensión independiente de resortes planos transversales en el eje delantero y de resortes helicoidales con brazos oscilantes en el eje trasero, amortiguadores hidráulicos telescópicos de doble acción y barras estabilizadoras en ambos ejes.

Fiat-Abarth-OTR-1000-4

El OTR 2000 alcanzaba los 185 cv y podía lograr 240 km/h de velocidad máxima.

Un poco mas adelante, Abarth modificó el motor 1000 OTR para poder cumplir con los nuevos requisitos de homologación de la FIA, llevando su potencia hasta los 80 caballos de fuerza a 7400 rpm, logrando una velocidad máxima que alcanzaba los 190 kilómetros por hora.

Los OTR fueron ideados para intentar batir en pista a los Mini Cooper y los Porsche, ya que los 911 corrían también en las categorías de Turismos. La máxima evolución del motor de 982 cc fue utilizada en el Abarth 1000 TCR Grupo 2 basado en el Fiat 600, con un rendimiento de 112 caballos de fuerza.

Sin embargo lo mas espectacular llegó un tiempo después, cuando Abarth lanzó al  OTR 1300 y un poco mas adelante al OTR 2000, equipado con motor bialbero de 2.0 litros y una potencia de 185 caballos de fuerza a 7.200 rpm, asociado a una transmisión manual de cinco velocidades. Esas unidades logran alcanzar los 240 kilómetros por hora, gracias a sus tan solo 589 kilogramos de peso.

Abarth hizo muchas fantásticas locuras, pero su aventura culminó en el año 1971, cuando la compañía que fundó quedó en manos de Fiat, dejando un legado de 22 años de pequeños e increíbles motores.

Adrián

Autor: Adrián

Amante de los coches desde que recuerdo, el Scalextric y los cochecitos a escala fueron los encargados de encender la chispa de ésta pasión que con el paso de los años se transformó en mi ocupación de tiempo completo. Un día entendí que mi interés  Leer más>

Deja un comentario