Volkswagen había sepultado al Beetle, pero al parecer renacerá como un eléctrico de 4 puertas

El fabricante alemán está valorando volver a la vida al Volkswagen Beetle, aunque en esta oportunidad estaría impulsado por un sistema puramente eléctrico y tendría una carrocería de cuatro puertas.

El pasado mes de marzo Volkswagen anunciaba que el legendario Beetle llegaba al final de su recorrido comercial que había iniciado en 1997, cuando el fabricante alemán había decidido recobrar esa emblemática denominación para dar vida al New Beetle.

Por aquellos días, el jefe de investigación y desarrollo de la marca alemana Frank Welsch, confirmaba que el emblemático modelo saldría de producción sin sucesor, asegurando que «dos o tres generaciones del Beetle eran suficientes» y que no creían necesaria su continuidad.

Sin embargo, vale recordar que hacia finales del año pasado, Herbert Diess afirmaba que la compañía podría dar luz verde al desarrollo de una nueva generación del Beetle, aunque el coche ya no sería como lo conocemos hoy día, ya que el emblemático modelo reencarnaría, esta vez como un modelo puramente eléctrico.

Al parecer los dichos de Diess apuntaban en la dirección correcta, ya que por estos días Klaus Bischoff, responsable de diseño de la marca alemana, ha revelado nuevos detalles acerca de este nuevo Beetle que estará únicamente impulsado por un motor eléctrico. Bischoff confirmó lo que ya sabíamos: que este hipotético modelo hará uso de la plataforma MEB para vehículos puramente eléctricos de la compañía, una arquitectura que inicialmente dará vida a un compacto, un crossover y una furgoneta.

El Beetle emplearía la plataforma MEB en su versión de batalla corta, es decir la misma que será utilizada por el hatchback ID Concept en su versión de producción. Tal como ya había confirmado Herbert Diess el año pasado, el coche hará uso de la misma distribución mecánica que el Beetle original, es decir que será un todo atrás con motor trasero y propulsor trasera.

Otras de las novedades importantes del modelo será que hará uso de una carrocería con 4 puertas, algo que será posible gracias a la flexibilidad de la plataforma que será utilizada, una arquitectura que permitirá gozar de mucho espacio entre ejes, conservando un tamaño compacto.

El nuevo Beetle puramente eléctrico será un modelo de carácter pasional, un coche que intentará conquistar a los clientes que ponen el foco en las emociones.