Portada » Noticias del motor » MINI, un clásico que regresa al Mundial de rally

Por el

MINI, un clásico que regresa al Mundial de rally

La célebre marca, actualmente propiedad de BMW, correrá parte del WRC en 2011 y todo el 2012. Lo hará con el modelo Countryman WRC, con desarrollo de la multicampeona Prodrive.

Lo que era un rumor, y una esperanza para los seguidores del rally, se transformó hoy en certeza: la marca Mini –actualmente propiedad de la alemana BMW- volverá a levantar el polvo en el Mundial de la especialidad, el WRC, desde 2011. Lo hará con un auto basado en el modelo Countryman (una especie de crossover, cuatro puertas y portón trasero) y con desarrollo de la casa inglesa Prodrive, una de las más respetadas en el ambiente automovilístico.

Según se dio a conocer hoy la propia Prodrive, Mini volverá -tras una larga ausencia en el Mundial- desde el año que viene, pero disputando parte del calendario. Recién en 2012, si todo marcha según los planes, correría en todas las fechas con su Countryman WRC.

De acuerdo a lo que marca el nuevo reglamento del WRC, el motor será de cuatro cilindros en línea de 1.6 litros turbo-comprimido. Los primeros ensayos están previstos para el próximo otoño boreal.
Fundada en 1984, Prodrive tiene un importante currículum en el mundo del automovilismo deportivo y en especial el rally mundial. Desde sus talleres se pensaron autos célebres, como el Subaru Legacy y el Impreza WRC, ganadores de tres títulos de pilotos (1995, 2001, 2003) y tres de constructores (1995, 1996, 1997). Sin dudas, uno de los vehículos más famosos de la historia del rally (ver fotos).
Por el lado de Mini, originalmente un auto económico creado por la British Motor Corporation (BMC) a fines de los años 50 y devenido en ícono británico, la fama mundial se remonta a los años 60, cuando su modelo Cooper S venció en los rallies de Montecarlo 1964, 1965 y 1967 a rivales con motores más grandes (V8) y se quedó con el Mundial de 1965.

Así, Mini formará parte de un renovado WRC (el campeonato regresará en 2011 a la Argentina, tras quedar ausente Córdoba por el sistema de rotación de fechas) que tendrá novedades en el reglamento y en las marcas más representativas de los últimos años. Citroën, gran ganador contemporáneo gracias al francés Sebastien Loeb, dejará su exitoso C4 para competir con el DS3 WRC. En tanto, Ford abandonará el Focus y se centrará en el Fiesta WRC. ¿Los veremos el próximo año en las sierras?

Adrián

Autor: Adrián

Amante de los coches desde que recuerdo, el Scalextric y los cochecitos a escala fueron los encargados de encender la chispa de ésta pasión que con el paso de los años se transformó en mi ocupación de tiempo completo. Un día entendí que mi interés  Leer más>

Deja un comentario