Portada » Coches Clásicos » Clásicos: Fiat 125S Samantha Coupé Vignale

Por el

Clásicos: Fiat 125S Samantha Coupé Vignale

Carrozzeria Vignale tomó en el año 1967 al Fiat 125 de serie, para crear un fantástico coupé del que solo se fabricaron entre 30 y 100 ejemplares. Utilizaba el mismo motor bialbero de 1.6 litros con 100 caballos de fuerza.
Fiat-125S-Samantha-Coupe-Vignale-1

La llegada del Alfa Romeo Giulia en el año 1962 había dejado algo desactualizado al Fiat 1500. Así fue como el 22 de abril de 1967 Fiat presentó oficialmente al Fiat 125, un sedán proyectado por Dante Giacosa.

Giacosa tomó algunos de los elementos que tenía disponibles en casa para e desarrollo del 125. Tomó prestada la plataforma del 1500 C, la carrocería modificada y alargada del 124 Berlina y el motor bialbero del 124 Sport.

Fue de concepción bastante rápida, ya que la carrocería del prototipo no se construyó sobre modelos de yeso, sino que por el contrario se trabajó directamente sobre la carrocería del 124. Sin embargo, debido a la plataforma empleada y gracias a su mayor distancia entre ejes, se logró una mejorada habitabilidad en relación al 124.

Pero su aspecto sumó varias diferencias, en parte debido a algunos cambios dimensionales, pero además por algunos ajustes estéticos como el nuevo frontal con cuatro faros cuadrados, aplicaciones cromadas a los laterales, pilotos traseros rediseñados y de formato vertical. Las puertas y la parte central de la carrocería sin embargo eran iguales que en el 124.

Fiat-125S-Samantha-Coupe-Vignale-4

Carrozerie Vignale tomó al Fiat 125 de serie para elaborar un coupé al que denominó Samantha.

Debajo del capó se ubicaba un motor de 4 cilindros DOHC, un bloque de 1.608 centímetros cúbicos que desarrollaba 90 CV de potencia a 5.600 rpm, en combinación con una caja de cambios manual de 4 marchas sincronizadas. Los frenos eran a disco en las 4 ruedas y la tracción era trasera.

Carrozzeria Vignale era uno de los grandes carroceros italianos de aquellos años. Era el favorito de Enzo Ferrari y también construía coches para Maserati y Lancia, pero por supuesto también creaba prototipos y coches fuera de serie para Fiat.

Así fue como en el año 1967 nació el Fiat 125S Samantha Coupé Vignale. El modelo tomaba como base al 125 de serie, dando vida a una carrocería completamente renovada, que se construyó en una serie bastante limitada.

Fiat-125S-Samantha-Coupe-Vignale-5

Vignale realizó un trabajo excepcional, ofreciendo un coupé con una carrocería de formato fastback, con líneas fluidas, faros de tipo escamoteables con apertura eléctrica, que no lograban ocultar su inspiración en el Lamborghini Miura, además de una toma de aire ubicada debajo del paragolpes frontal, al mejor estilo del Maserati Mistral.

Los pasos de rueda tenían el volumen justo para otorgarle al perfil lateral una imagen de robustez, pero sin perder la elegancia, mientras que en la caída trasera del techo estaban situados unos pequeños orificios de tamaño decreciente, contribuyendo a afianzar su imagen deportiva.

A pesar de su formato coupé, contaba con una buena habitabilidad que permitía acomodar a cuatro personas, además de disponer de un cómodo maletero.

Fiat-125S-Samantha-Coupe-Vignale-3

En el aspecto mecánico, empleaba el mismo motor que el modelo de serie, que para ese entonces había incrementado su potencia hasta los 100 caballos de fuerza. Era capaz de acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 13 segundos y alcanzar los 170 km/h de velocidad máxima.

El 125S Samantha creado por Vignale debutó oficialmente como prototipo en el Salón de Torino del año 1967 y rápidamente entró en producción. Pero eso no significó una producción demasiado generosa, ya que aseguran que tan solo fueron fabricadas entre 30 y 100 unidades.

Unos años más tarde, la filial de la marca italiana en Argentina, que por aquel entonces se denominaba Fiat-Concord, tomó como punto de partida a la creación de Vignale para crear su propia versión de este coupé, al que denominó Fiat 125 Sport.

No obstante, algunos paneles de la carrocería e incluso el frontal fueron modificados para dar nacimiento a una variante que solamente se fabricó en Argentina. Algunos años más tarde el modelo fue rebautizado 1600 y ganó unos faros traseros que resultaron ser exactamente iguales a los que empleaba el modelo firmado por Vignale.

Pero los detalles del Fiat 125 Coupé de Fiat-Concord quedarán para un nuevo reportaje, puesto que el modelo posee una curiosa historia, de una época muy diferente, en la que Argentina era la segunda sede de Fiat en todo el mundo.

Fiat-125S-Samantha-Coupe-Vignale-2

Autor: Adrián

Apasionado de los coches desde que recuerdo, el Scalextric y los cochecitos a escala fueron los encargados de iniciar ésta pasión que con el correr de los años se transformó en mi ocupación de tiempo completo. Un día entendí que mi interés por los coches  Leer más>