Así será el interior del nuevo Škoda Scala

El fabricante checo nos revela los primeros detalles del interior del Škoda Scala, el nuevo compacto que sustituirá a los Rapid y Spaceback, un vehículo que llegará en la primera mitad de 2019.

El sucesor del actual Škoda Spaceback continúa en desarrollo, la nueva propuesta de la firma checa para el segmento C que forma parte de su ofensiva de producto. Se trata del nuevo Škoda Scala, un modelo que pretende dar un paso adelante, para de ese modo situarse mas cerca de las otras alternativas que el grupo alemán posee dentro del segmento, los Volkswagen Golf y SEAT León, dos modelos que también están cerca de estrenar relevo generacional.

Pero demás, el nuevo Škoda Scala marcará un punto de inflexión para el fabricante checo en términos de diseño, ya que marcará el camino que luego seguirán todos los nuevos modelos de Škoda. Hace unos días pudimos conocer los primeras imágenes oficiales que anticipaban como será su silueta y ahora el fabricante ha puesto a disposición unas imágenes que permiten apreciar su diseño interior.

Este primer boceto del interior del Škoda Scala adelanta algunos detalles y permite apreciar que el coche contará con una instrumentación digital configurable Virtual Cockpit con pantalla de diez pulgadas, como así también una pantalla táctil flotante de nueve pulgadas situada en la consola central. El interior luce despojado y con un diseño minimalista y se presenta con muy pocos botones, por lo cual entendemos que la pantalla central tomará gran protagonismo.

El coche toma como punto de partida al prototipo Skoda Vision RS que la marca llevó al último Salón del Automóvil de París y será el primer modelo de la marca en hacer uso de la plataforma modular MQB A0, la misma arquitectura empleada por los SEAT Ibiza, Volkswagen Polo, Audi A1 y compañía.

De acuerdo a lo informado por el fabricante, el sucesor del Spaceback será mas tecnológico y tendrá una mayor calidad, para lograr plantar cara a sus futuros rivales dentro del segmento C, en donde deberá medirse contra los propios modelos del Grupo Volkswagen como el SEAT León y el Volkswagen Golf, como así también contra los Renault Megane, Ford Focus y compañía.

Archivado en: