El nuevo Volkswagen Jetta 2018 estrena acabado R-Line

La nueva generación del Volkswagen Jetta ahora es ofertada con el nuevo nivel de terminación «R-Line» que añade una imagen mas deportiva, aunque sin mejoras en términos mecánicos, ya que utiliza el motor turbo 1.4 con 150 CV de potencia.

Volkswagen Jetta R-Line

El pasado mes de enero el fabricante alemán anunció que la nueva generación del Volkswagen Jetta no llegará a Europa, ya que la firma de Wolfsburgo ha decidido que ese lugar lo tomará un crossover, atendiendo así a las actuales demandas de los clientes.

Sin embargo, al otro lado del charco el nuevo Volkswagen Jetta 2018 ya inicio su comercialización en algunos mercado de Latinoamérica y debido al inminente lanzamiento en Estados Unidos, la firma alemana ha difundido las primeras imágenes del nuevo nivel de terminación «R-Line» que hasta el arribo del «GLI» será la versión mas deportiva que será ofertada de esta nueva generación del compacto de Volkswagen.

Volkswagen Jetta R-Line

A los nuevos Volkswagen Jetta R-Line 2018 los reconocerás por su imagen exterior de diseño exclusivo, que incluye unos paragolpes de diseño ms agresivo, el posterior con los tubos de escape incorporados, una parrilla frontal de diseño exclusivo y acabado en negro lacado, retrovisores en color negro, como así también unas llantas de aleación de 17 pulgadas de diseño específico.

En el interior, los R-Line cuentan con un volante deportivo de base plana forrado en piel, pomo de cambio forrado en piel y guarnecidos en negro lacado en la consola central y el volante, además de una tapicería en piel a dos tonos.

Volkswagen Jetta R-Line

La dotación incluye un sistema de información y entretenimiento compatible con MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto, instrumentación digital configurable «Volkswagen Digital Cockpit», además de diversas asistencias en carretera tales como control de crucero adaptativo, alerta de cambio involuntario de carril, alerta de objetos en punto ciego, alerta de colisión con frenado autónomo, etc.

En el plano mecánico el acabado «R-Line» no presenta novedades, ya que el igual que el resto de la gama recurre al muevo motor turbo de cuatro cilindros y 1.4 litros de cubicaje que desarrolla 150 CV de potencia y un par máximo de 250 Nm, que puede combinarse tanto con un nuevo cambio manual de seis relaciones como automático de ocho velocidades.

Volkswagen Jetta R-Line