Portada » Noticias del motor » Entrevista con Horacio Pagani, Parte 3

Por el

Entrevista con Horacio Pagani, Parte 3



Horacio Pagani, una entrevista de Damiano Garro, tercera parte: El código Da Vinci

 

Eventualmente llegamos a hablar de los trabajadores. Hay sólo unas pocas personas en la fábrica de más de 40 años, mientras que el resto son muy jóvenes, y que requieren a Pagani para personalmente entrenarlos dentro de la empresa. Hay un único ingeniero, a cargo de la electrónica y de las relaciones con Mercedes-Benz. Por supuesto, esto me llevó a cuestionarme mi decisión de estudiar ingeniería automotriz.

Pagani está de acuerdo en que la red nacional de universidades Italianas, han perdido un poco su objetivo principal, que es el de educar a personas capaces de crear algo nuevo, en lugar de acumular más información sobre lecturas anteriores. En cuanto a la ingeniería se refiere, el marco de la universidad, deja poco espacio para ser realmente ingenioso. A pesar de ser un problema sentido en muchos otros países, Italia, probablemente esté peor, porque nosotros, como estudiantes, no contamos con pasantías en las fábricas o empresas locales a partir del primer año de universidad. En realidad, sólo unos pocos de nosotros nos pondremos a trabajar en una empresa externa durante la disertación de grado de especialización (comparable a una licenciatura). Así que una vez finalizada la universidad, nos quedamos con un limitado pero superfluamente teórico conocimiento.

La aspiración de Pagani para su propia carrera sería llevar a cabo el enfoque de Da Vinci tratando de combinar la estética y la ingeniería. De esta manera habrá un intercambio entre los dos campos, con los diseñadores tratando de crear objetos en los que la forma no es tan predominante sobre la función, y los ingenieros tratan de diseñar algo que es extremadamente eficiente, pero también agradable para nuestro propio uso.

Esto debería traer más estímulos a ambas figuras, y nos daría como resultado mejores objetos, más funcionales, pero también apasionado, más comunicativo. Por cierto, en la lengua italiana un stilista o diseñador, se denomina a quien se encarga del aspecto estético de un objeto. Lo que Pagani trata de lograr es básicamente un diseñador, tanto desde su significado en español, como lo es en el idioma italiano.

Curiosamente, cita al Director de Diseño de Toyota, que es también Director de Control de Calidad. Estos dos campos no podía estar más lejos, pero la calidad, desde el punto de vista de la ingeniería, también comienza con la calidad estética de un objeto, como la carrocería de un coche. Irónicamente, en el mundo del automóvil, los medios de comunicación y aficionados, principalmente, siguen ciegamente culpando a Toyota por el reciente problema de la “aceleración no deseada”. No sólo es esta situación cada vez mejor para Toyota, teniendo en cuenta los recientes avances de las investigaciones de la NASA, pero cada vez que tengo la oportunidad de hablar con alguien que esté en el negocio del automóvil, nunca mencionan esta situación, y de hecho elogian a Toyota por sus métodos y logros.

No obstante, la clave parece ser acercarse a cualquiera que sea tu rol. Se tiene que ir siempre más allá de simplemente llevar a cabo la tarea asignada. Debe tenerse una visión más global, donde se toma en consideración los aspectos que podrían ser pertinentes a otras posiciones. Por lo tanto, en una época en que lo que solía ser un trabajo de un hombre está dividido entre un grupo de trabajadores, siendo caces de tener los mismos puntos de vista de aquel hombre solo, es la clave para darse cuenta de que hay algo mejor, algo más completo.

Así que Leonardo Da Vinci no es simplemente una fuente de inspiración, sino el fundamento de la filosofía de Pagani en cómo la educación y el trabajo deben ser. Y yo no podría estar más de acuerdo.

Después de más de una hora de agradable conversación con el Sr. Pagani, salí de su oficina muy inspirado en sus palabras y su actitud. Siempre he admirado su obra, su forma de trabajar y su personalidad, y yo estaba muy feliz de haber comprobado todo esto de primera mano. Cuando la entrevista terminó, nos tomamos unos minutos más para hablar de mi soporte para el cuello, que llevaba debido al dolor recurrente después de un accidente que tuve hace algunos años. Él fue muy amable, incluso me dio un par de consejos acerca de eso también, y el nombre de un médico especialista en ese campo. Puede tener poco que ver con el diseño de autos, pero demuestra como debes ser una buena persona, si quieres ser además un buen trabajador.

La decepción sólo es que no me ofrecieran un trabajo en el final de la entrevista, pero para ser justos no se lo pedí tampoco. La próxima vez, posiblemente.

Me gustaría dar las gracias a Sarajane por ayudarme y llevar a cabo muchas de las tomas que aparecen aquí, y tanto a Wouter Melissen y Pieter de UltimateCarPage por darme la oportunidad de hacer esta entrevista también en su nombre.

 

Damiano Garro

 

Éste reportaje a Horacio Pagani, llega a las páginas de Autodato, gracias a la cortesía de Damiano Garro, un italiano apasionado de la marca, quien obtuvo el privilegio de visitar a Horacio en su fábrica ubicada en la zona de Módena y a lo largo de varios días recopilar la extensa información que aquí presentamos.

Damiano es además un entusiasta de los automóviles de carreras, al punto de participar en el desarrollo de monopostos de competición en la categoría Fórmula SAE. Damiano dedica su tiempo libre a su excelente blog que denomina The Italian Junkyard. Esta es la última parte de la serie de notas en las que Horacio Pagani nos cuenta acerca de su magnífica creación: uno de los super-deportivos mas deseados del planeta.

La primera parte de ésta entrevista puede leerse aquí.

La segunda parte de ésta entrevista puede leerse aquí.

Textos y fotografías: © Damiano Garro | Derechos de traducción y publicación: © Autodato.com

Adrián

Autor: Adrián

Apasionado de los coches desde que recuerdo, el Scalextric y los cochecitos a escala fueron los encargados de iniciar ésta pasión que con el correr de los años se transformó en mi ocupación de tiempo completo. Un día entendí que mi interés por los coches  Leer más>