Volkswagen valora compartir su plataforma de coches eléctricos con Ford

Volkswagen está dispuesta a vender su tecnología para vehículos eléctricos a Ford, con el propósito de abaratar costes. El fabricante estadounidense podría, gracias a la plataforma MEB de la marca alemana, lograr recuperar terreno en un campo en el que llevan un gran retraso.

El pasado mes de junio supimos que Ford y Volkswagen estaban estudiando la posibilidad de producir vehículos de manera conjunta, una gama de vehículos comerciales que les permita atender mejor las actuales necesidades de sus clientes.

Pero al parecer, las negociaciones entre ambos grupos automovilísticos está mas avanzada aún, ya que de acuerdo a las declaraciones del director financiero de Volkswagen, Frank Witter, la firma alemana estaría dispuesta a compartir su tecnología para vehículos puramente eléctricos con la marca estadounidense.

Si bien el directivo afirmó que todavía la decisión no ha sido tomada, lo cierto es que de concretarse, este acuerdo de colaboración implicaría la utilización de la plataforma modular eléctrica (MEB), por parte de Ford, una arquitectura que dará vida a la nueva familia de modelos 100% eléctricos que la firma bávara llevará al mercado a partir del año próximo, que servirá como base para hasta 27 modelos del grupo alemán.

Ademas, Witter aseguró que las colaboraciones con Ford podrían implicar otros acuerdos tecnológicos y apuntó a la conducción autónoma como una de las principales tecnologías que ambos fabricantes podían compartir, un campo que requiere de grandes costes de inversión y en el que ambas marcas podrían vese beneficiadas al compartir su desarrollo.

Recordemos que esta no será la primera vez que Volkswagen y Ford colaboren para el desarrollo de vehículos y tecnologías. En Europa la primera generación del Volkswagen Sharan era comercializado como Ford Galaxy, mientras que en Sudamerica la colaboración fue un paso mas adelante con la creación de una empresa conjunta que llevó la denominación Autolatina, una firma que fabricó diversos modelos en las factorías de Brasil y Argentina, a lo largo de los ocho años que duró esta alianza.

Por el momento solo toca esperar, pero teniendo en cuenta el gran retraso que Ford lleva en el campo de la movilidad eléctrica, probablemente este acuerdo de colaboración alcance a concretarse.

Archivado en: