General Motors cesa en forma definitiva la producción en la planta de Gunsan

Una de las cuatro factorías que General Motors posee en Corea del Sur cesará en forma definitiva sus actividades a finales de este mes, motivado por las dificultades financieras que atravesaba la compañía en el país asiático.

Al parecer las intensas negociaciones no han logrado salvar a la factoría que el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos posee en Corea del Sur. Estamos hablando de la planta que General Motors posee en Gunsan, provincia de Jeolla del Norte, que cesará en forma definitiva sus actividades a finales de este mes, hecho que conllevará la pérdida de unos 2.000 empleos.

Es una de las cuatro plantas que General Motors posee en Corea del Sur y en los últimos tres años ha estado operando apenas al 20% de su capacidad productiva, una situación que tornó insostenible su existencia. Con grandes dificultades financieras, la división surcoreana de General Motors ha sido objeto de una profunda revisión y la firma presidida por Mary Barra decidió poner fin a las operaciones de la factoría de Gunsan, como primer paso en la reestructuración de las operaciones de la compañía en ése país y de ese modo intentar comenzar a revertir la situación.

Sin embargo la hoja de ruta en este plan de reestructuración contempla la permanencia de General Motors en el país asiático, aunque las operaciones deberán ser adaptadas a esta nueva situación, por lo que la producción de los Chevrolet Orlando y Chevrolet Cruze que tenían lugar en la factoría de Gunsan deberá mudarse a alguna de las otras tres plantas que la firma posee en Corea del Sur.

Las dificultades financieras que atravesaba General Motors en Corea del Sur han sido motivadas por la drástica caída en las ventas y especialmente en las exportaciones que casi se redujeron a la mitad en un periodo de seis años. Durante el pasado año las ventas de General Motors en el país asiático cayeron un 12 por ciento en relación a 2016, mientras que las exportaciones que en 2012 fueron de unas 650.000 unidades, en 2016 descendieron hasta los 390.000 vehículos.