Clásicos: Abarth 1000 TCR Gruppo 2 1970

En el año 1956 debutaba el primer producto realizado por Carlo Abarth sobre la base de la carrocería de un Fiat 600. Pero en 1970 fue presentada su ultima evolución: el Abarth 1000 TCR Gruppo 2 que pesaba  568 kg y tenía un motor de 1.0 litro que producía 112 cv.

En el año 1956 debutaba el primer producto realizado por Carlo Abarth sobre la base de la carrocería de un Fiat 600 y que se presentó bajo la denominación Abarth 750 Gran Turismo Derivazione.

Fiat le entregaba los pequeños Seicento a Abarth sin finalizar, a fin de que el costo de producción fuera menor, ya que el preparador los terminaba con sus propios propulsores y elementos mecánicos, que reemplazaban al motor de 633 centímetros cúbicos por uno de desarrollo propio, con 710 centímetros cúbicos de desplazamiento.

Abarth-1000-TCR-Group-2-01

Abarth logró llevar al Fiat 600 desde los 21.5 cv hasta alcanzar los 112 caballos en su ultima evolución.

A través de diversas modificaciones mecánicas, entre las que se encontraba un volante motor aligerado, nuevas levas y un carburador mas grande, con lo que se logró casi duplicar su potencia, que pasó de los 21.5  los 40 caballos de fuerza, con lo que se consiguió una velocidad máxima de 129 kilómetros por hora.

El coche tuvo una evolución hacia el año 1959, cuando se introdujo el Abarth 700S, equipado con un motor de 698 centímetros cúbicos, un Bialbero que elevó su potencia hasta alcanzar los 64 caballos de fuerza a 7.100 rpm.

Ya hacia finales de 1960 el modelo volvía a evolucionar con la llegada del Abarth 850TC Berlina, que mantenía la carrocería del Fiat 600, aunque debidamente adaptada para dar cabida a sus modificaciones mecánicas. Por delante del paragolpes delantero se ubicaba una caja de formato rectangular, que daba cabida al radiador de aceite. En el sector trasero en tanto, los pasos de ruedas fueron oportunamente ensanchados, para dar cabida a unas ruedas de mayores dimensiones.

Abarth-1000-TCR-Group-2-05Para su mecánica Abarth optó por el bloque de 4 cilindros de origen Fiat, con 847 centímetros cúbicos de cilindrada, que producía una potencia de 52 caballos. En el año 1962 fue introducido el 850TC Nürburgring, como homenaje a una victoria obtenida en el circuito alemán durante una carrera de 600 kilómetros disputada en 1961. Este modelo elevaba la potencia a 55 caballos de fuerza a 6.500 rpm.

Pero en el año 1969 se incorporó por primera vez el motor de 982 centímetros cúbicos, que utilizaba dos carburadores Weber y una compresión de 9.3:1 que desarrollaba una potencia que alcanzaba los 91 caballos de fuerza a 7.100 rpm y le permitía superar los 200 kilómetros por hora de velocidad máxima.

Pero el Fiat 600 preparado por Abarth alcanzó su cenit en el año 1970, cuando llegó al mercado el Fiat Abarth 1000TCR Berlina Corsa. Se trataba de la máxima evolución del modelo, que no solo había modificado su mecánica sino también su estética. Bajo ésta base nacía el modelo destinado a las competencias, que por aquellos años formaba parte del denominado Gruppo 2.

Abarth-1000-TCR-Group-2-04
El radiador combinado de agua y aceite se alojaba detrás del paragolpes delantero.

Y ese es justamente el modelo que puede observarse en las fotografías que acompañan ésta nota, que en 1970 llegó con el nombre de Fiat Abarth 1000 TCR Gruppo 2. El coche contaba con algunas modificaciones que cambiaron su estética: un nuevo formato de su sector trasero que modificó la tapa del motor, reemplazándola por un enorme alerón que dejaba expuesto al motor y que estaba confeccionado en fibra de vidrio.

El frontal mantenía el paragolpes con el gran cajón para dar cabida al radiador que combinaba agua y aceite, además de los abultados pasos de rueda traseros, que habían ganado aún mas volumen.

El Gruppo 2 era uno de los grupos mediante los cuales la FIA clasificaba las regulaciones y adaptaciones de los vehículos derivados de un coche de serie para su participación en competencias. Las regulaciones entraron en vigencia en el año 1969 y un año después Abarth ya tenia un Fiat 600 que cumplía con la normativa que entre otras cosas obligaba un mínimo de mil unidades producidas.

El Abarth 1000 TCR Gruppo 2 utilizaba el bloque de 982 centímetros cúbicos, que había elevado su rango de compresión a 13:1 y utilizaba dos carburados Webber 45 DCOE.

Abarth-1000-TCR-Group-2-03

El motor de 1.0 litro producía 112 cv a 8.200 rpm. Alcanzaba los 215 km/h.

Este propulsor tenía una potencia de 112 caballos de fuerza a 8.200 rpm, con 130 Nm de par a 7.000 rpm y que estaba asociado a una transmisión de 5 marchas, embrague monodisco seco tipo Hausermann y diferencial autoblocante. El conjunto se completaba con frenos a disco en las cuatro ruedas, suspensión delantera independiente con doble brazo oscilante, amortiguadores hidráulicos telescópicos y barra estabilizadora y suspensión trasera independiente de brazos tubulares, barra estabilizadora y amortiguadores hidráulicos telescópicos, con unas llantas de aleación de 13 pulgadas.

Con sus tan solo 568 kilogramos de peso, 3.53 metros de largo, 1.42 de ancho y 1.20 de alto, el Abarth 1000 TCR Gruppo 2 podía alcanzar los 215 kilómetros por hora de velocidad máxima.

Sin dudas se trata de uno de los máximos logros de Abarth, que logró evolucionar al Fiat 600 desde sus 21.5 caballos de fuerza hasta alcanzar los 112 cv, con un motor que giraba a mas de 8 mil vueltas y todo eso envuelto en un paquete de tan solo 3 metros y medio de largo y apenas un poco mas de 500 kilogramos de peso. Unos datos increíbles para este pequeño italiano que ya tiene mas de 40 años de antigüedad.

Abarth-1000-TCR-Group-2-02