Deporte Motor — 31 de Octubre de 2015 at 5:57 am

Roland Ratzenberger, el gran olvidado. Imola Atroz, parte I

Roland Ratzenberger fue un piloto de Fórmula 1 nacido el 4 de Julio de 1962 en la ciudad de Salzburgo, Austria. Durante el Gran Premio de San Marino del año 1994, su vida culminó en forma trágica.

Roland-Ratzenberger-2

No es novedad que la mayoría de las personas recuerden aquel GP de San Marino de 1994 por lo ocurrido el día de la carrera, aquel fatídico Domingo 1° de Mayo. La realidad muestra que las 3 jornadas de aquella carrera representan uno de los episodios más trágicos en la historia de “la máxima”. Y es que la muerte no distingue la gloria de sus víctimas como lo hacen las personas.

El día Viernes, Rubens Barrichello a bordo de su Jordan sufría un aparatoso accidente en el que volaba a 225Km/h hasta estrellarse contra un alambrado y era trasladado inmediatamente al hospital en donde constataban que solo tenía algunas heridas leves en su nariz y un brazo que debió ser enyesado. El Sábado, el novato Roland Ratzenberger no corría con la misma suerte.

Pero antes de llegar a los hechos, es menester mencionar que este piloto nacido el 4 de Julio de 1962 en Salzburgo (Austria) tenía el título de Ingeniero Mecánico y además era uno de esos pilotos que corrían con pasión y amor por el automovilismo, no por dinero. De hecho, justamente dinero era lo que le faltaba ya que había conseguido acceder a la butaca hipotecando su casa tan solo para correr cinco carreras, siendo Imola su tercera participación con el modesto equipo Simtek, propiedad de Nick Wirth, sobrino del entonces presidente de la FIA, el Sr. Max Mosley.

rubens-barrichello-imola-crash
Rubens Barrichello volando en San Marino

Ratzenberger comenzó corriendo en 1983 en la Formula Ford 1600 demostrando que tenía la habilidad necesaria para estar entre los grandes ya que logró ser campeón alemán, austríaco y europeo de la especialidad, incluso ganando el Festival Ford de Brands Hatch de 1986. Emigrado al país del sol naciente, corría autos de Turismo, Grupo C y Formula 3000 desde 1989, alcanzando los títulos en 1990 y 1992. Sumaba otro pergamino ganando su categoría en las 24 Horas de Le Mans de 1993, finalizando 5° en su categoría.

Aquel Sábado 30 de Abril, en plena sesión de clasificación la tragedia se ensañaba sobre el circuito italiano. Según algunos testigos presenciales y un video que salió a la luz bastante tiempo después del accidente, la trompa del Simtek salió volando en la mitad de la recta haciendo que el coche continúe como un misil fuera de control hasta impactar contra el muro de la curva Gilles Villeneuve. El débil monocasco producto del bajo presupuesto del equipo no resistió el impacto y podía verse el cuerpo de Ratzenberger a través de un buraco en el lateral del auto.

Ratzenberger yacía inmóvil con la cabeza hacia un costado y los presentes no creían lo que veían. Hasta ese momento, gracias a los avances realizados en materia de seguridad, los pilotos de Formula Uno eran cuasi personajes de videojuegos: Chocaban, volvían al box y se subían a otro auto listos para correr.

Roland-Ratzenberger-1

El Medical Car se acercó en forma inmediata para auxiliar a Ratzenberger pero el Dr. Sid Watkins no pudo hacer nada contra la fractura de la columna cervical. La FIA en cambio, hizo algo al respecto ya que traslado a Roland en helicóptero desde el hospital del autódromo hasta el hospital Maggiore de Bolonia, situando en este lugar la muerte del piloto en forma oficial y evitando de esa manera la suspensión del circuito y de la carrera del Domingo.

Los datos de telemetría arrojaron que Roland y su compañero habían tenido un toque en la sesión matutina, en el cual su alerón quedó comprometido y no fue cambiado. El equipo en cambio, sostenía que se había despistado la vuelta anterior y que seguramente eso había causado la pérdida del alerón. Mosley evitaba responder preguntas que pudieran poner en aprietos al equipo de su sobrino. Bernie mientras tanto presionaba a David Brahman, compañero de Roland para que largue la carrera. El único piloto que acudía al lugar del accidente para ver qué había ocurrido era Ayrton Senna, sin embargo lo obligaron a regresar al box. “Su función es pilotar”, le dijeron.

Roland-Ratzenberger-4

Roland solo pensaba en mejorar su tiempo. Hasta aquella fatídica vuelta, había marcado 1m31s457, es decir unos 5 segundos más lento de lo que debía haber sido. Luego del trompo volvió a calentar los neumáticos y aceleró hasta los 308Km/h, en un lugar en donde las escapatorias tenían medidas de seguridad propias de una recta, para intentar lograr algo más que el último lugar. A él no le bastaba con largar la carrera, quería hacerlo lo más adelante posible, aunque ello le costara la vida, al igual que Senna.

Así como Ayrton fue el único en acercarse en el momento del accidente, también fue el único en llevar una bandera austríaca en su bolsillo para homenajear a Ratzenberger al finalizar la carrera, una carrera que estaba seguro de ganar, pero eso es parte de otra historia.

Roland-Ratzenberger-3

5 Comentarios

  1. Excelente Pablo, uno x ahí se olvida de muchos pilotos, x no tener la fama

    Saludos

  2. Es verdad uno se olvida y solo recuerda a lis famosos.
    Los mismos que estaban detras del negocio siguen estando, o fueron reemplazados por otros iguales ellos. “el negocio primero”.
    Muy buena nota Pablo. Ese nick lo tengo visto…

    • Tal cual. Frank Williams dijo una vez “La Formula Uno es un deporte de tan solo 2 horas el Domingo por la tarde, el resto del tiempo es puro negocio”. Hoy en día me atrevo a decir que el deporte se reduce a un par de vueltas de carrera.

      Pd: Si, acá nos conocemos varios jajaja

  3. Me quedo con ganas de la parte dos…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *