La hibridación de los Renault Clio, Mégane y Captur llegará en 2020

La hoja de ruta de la marca del rombo en materia de vehículos híbridos ha sido revelada en el Salón del Automóvil de París 2018. Los primero modelos en recibir un sistema de propulsión híbrido comenzarán a arribar al mercado en 2020.

Renault ha acudido a su propia casa para anunciar sus planes relativos a la hibridación de su gama de modelos, ya que ha aprovechado el Salón del Automóvil de París 2018 para dar a conocer su estrategia para modelos híbridos, brindando al mismo tiempo algunos detalles técnicos acerca de los nuevos sistemas de propulsión «e-Tech» que serán utilizados por las futuras versiones híbridas.

El fabricante francés ha hecho pública su estrategia, que contempla el arribo de versiones híbridas en base a un motor de gasolina asociado a dos motores eléctricos que operarán en forma secuencial. Uno de los motores eléctricos estará activo mientras el vehículo circule en modo puramente eléctrico, mientras que el segundo motor eléctrico se activará en función de la velocidad a la que circule el vehículo o bien en momentos en que sea requerida potencia adicional. Los propulsores estarán asociados a una caja de cambios automática sin embrague.

 

Por otro lado, la versión híbrida enchufable estará animada por un motor de gasolina naturalmente aspirado de cuatro cilindros y 1.6 litros de cubicaje de origen Nissan, un propulsor que estará asistido por un motor eléctrico que elevará su potencia e irá asociado a un paquete de baterías de 9.8 kWh, suficientes para lograr una autonomía modo puramente eléctrico de unos 50 kilómetros.

El primero de los modelos equipado con una de estas nuevas propuestas mecánicas será la nueva generación del Renault Clio que debutará en algún momento de 2019, que presumiblemente tendrá su puesta de largo en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra que se celebrará en 2019. Poco tiempo después le seguirán los Mégane y Captur, aunque para estos últimos será necesario esperar a 2020.

La estrategia “Drive the future» de la firma gala contempla además vehículos puramente eléctricos, como el Renault Kwid eléctrico que ésta semana debutó como prototipo en la cita automovilística parisina con los ojos puestos sobre el mercado Chino, pero con aspiraciones globales, ya que el fabricante francés piensa en llevarlo a otros mercados.

Archivado en: