Sin los Fiat Punto y Alfa Romeo MiTo, FCA se despide del segmento B

El Lancia Ypsilon es el único sobreviviente del segmento B en el mercado europeo tras la salida de los Fiat Punto y Alfa Romeo MiTo, aunque el modelo de Lancia sólo sobrevive en Italia. ¿Apostará Fiat Chrysler Automobiles a este segmento en el futuro?

Este año Fiat Chrysler Automobiles despidió definitivamente a dos modelos que lograron escribir, cada uno a su modo, una página en la historia de la compañía.

El Alfa Romeo MiTo, si bien no resultó el mas exitoso de los modelos de la marca italiana, el coche nació como un modelo que rendía homenaje estético al Alfa Romeo 8C Competizione, uno de los coches mas bonitos diseñados por la firma italiana en los últimos años.

El Fiat Punto en cambio, fue un coche tremendamente exitoso es términos comerciales, un coche que fue fabricado en varios lugares del mundo y que a lo largo de sus tres generaciones acumuló millones de unidades comercializadas. Y su última generación fue además un hito en términos de diseño para Fiat, gracias a la frescura que Giugiaro supo imponer a sus curvas, que lograron mantenerlo actualizado hasta nuestros días.

Sin embargo ambos modelos compartieron un mismo destino: desaparecieron del mercado sin sucesor a la vista. Esto no es casual, sino que formaba parte del plan maestro de Sergio Marchionne, que contemplaba la salida de Fiat Chrysler Automobiles del segmento B, curiosamente en donde siempre Fiat y Alfa Romeo han destacado a lo largo de los años.

El directivo italiano creía que solo empresas como Volkswagen pueden darse el lujo de vender coches pequeños en forma exitosa, fracasó a la economía de escala basada en plataformas compartidas, algo que no ocurría con las marcas italianas.

Ahora el único representante dentro del segmento B es el Lancia Ypsilon, el ultimo integrante de la dinastía de la legendaria marca, que solo se vende en Italia, en donde era el mas vendido del mercado hasta hace algunos meses. Marchionne aseguró una vez que fabricarían al Ypsilon mientras la demanda se mantenga alta, pero sus ventas han comenzado a caer en Italia. Y Marchionne ya no está entre nosotros.