El Ford Focus estrena tecnología para evitar a los conductores kamikazes 

El sistema estrenado por el nuevo Ford Focus evita que nos metamos en dirección contraria al entrar a una autopista o autovía. Esta tecnología se vale de lectores de señales de tráfico, para alertar al conductor y evitar accidentes.

Al contrario de lo que podríamos suponer, el ingreso de los conductores a las carreteras en dirección contraria es un error bastante frecuente, un error fatal que cada año se cobra la vida de entre 25 y 30 conductores.

El Ford Focus de cuarta generación incluye nuevas tecnologías al servicio de la seguridad que ayudan a prevenir este tipo de errores y el compacto de la firma estadounidense estrena un sistema de Alerta de Dirección Contraria, una tecnología «anti-kamikazes» que intentará evitar el ingreso a las autopistas y autovías en dirección contraria.

Este error normalmente ocurre a los conductores involuntariamente, ya sea motivado por condiciones de baja visibilidad o simple cansancio y allí es en donde entra en acción el Alerta de Dirección Contraria, que gracias a una cámara, al navegador integrado y al sistema de Reconocimiento de Señales de Tráfico, reúne la información necesaria para detectar este error por parte de los conductores que podría causar un serio accidente.

El sistema lee las señales de dirección prohibida que habitualmente están ambos lados del acceso a autopistas y autovías y al detectar el error alerta al conductor a través de una indicación visual en la instrumentación y en el sistema Head-Up Display, además de una alerta sonora, encendiendo al mismo tiempo las luces de emergencia para de ese modo alertar al resto de los conductores.

El club automovilístico alemán ADAC aconseja en estos casos a los conductores que cometan este error no intentar cambiar de sentido de circulación, sino detenerse al lateral de la carretera, abandonar el vehículo, ponerse a resguardo y llamar al servicio de emergencias para solicitar asistencia para lograr recobrar el sentido correcto de circulación.

El sistema estará inicialmente disponible para los clientes de Austria, Alemania y Suiza, aunque posteriormente el arribo del Alerta de Dirección Contraria se hará extensivo en un mayor numero de países.

 

Archivado en: