Los VW Up! con motor de combustión se despiden del mercado español

Volkswagen ha decidido cesar en España la comercialización de los Up! convencionales y ha optado por dejar en su gama únicamente al e-Up! con motor puramente eléctrico de 82 CV.

Hace unos días conocimos que SEAT decidió modificar en España la gama Mii, que a partir de ahora es ofrecida sólo con la carrocería de cinco puertas y dos niveles de terminación. Pero las cosas no han resultado tan sencillas para el Volkswagen Up!, ya que la firma alemana ha decidido cesar su comercialización en el mercado español.

La razón de esta decisión ha sido bastante sencilla, ya que las ventas del Volkswagen Up! en el mercado español han sido suficientes durante los últimos años, con apenas por encima de las 500 unidades entregadas a nuevos propietarios durante el pasado 2017, cifras que la firma alemana tal vez puede permitirse con un coche como el Beetle, pero no con un urbanita como el Up!.

Sin embargo, esto no significa que el Up! desaparezca completamente del catálogo de Volkswagen en España. El fabricante alemán está apostando fuerte por los vehículos eléctricos con su futura gama de modelos ID puramente eléctricos y han decidido apostar por la continuidad del Up! únicamente en su versión eléctrica.

El VW e-Up! será entonces a partir de ahora el único representante de la familia Up! en el mercado español, en donde será ofertado sólo con la carrocería de cinco puertas y una completa dotación de serie.

El Volkswagen e-Up! hace uso de un motor eléctrico de 60 kW que desarrolla 82 CV de potencia, con un par máximo de 210 Nm. El pequeño eléctrico del fabricante alemán pude alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h, mientras que sus baterías de iones de litio de 18,7 kWh le brindan una autonomía que de acuerdo al ciclo de homologación NEDC alcanza los 160 kilómetros con una carga completa.

Los precios del Volkswagen e-Up! parten de los 28.380 euros, por lo cual está dirigido a un publico completamente diferente al que compraba a los Up! convencionales, con precios que partían de los 12.000 €.