NEVS reinicia la producción del «Saab» 9-3 eléctrico

El nuevo NEVS 9-3 puramente eléctrico ya ha comenzado a ser producido en China. El coche utiliza un motor eléctrico y unas baterías de iones de litio que le brindan una autonomía de 300 kilómetros.

Si nos sigues desde hace mucho seguramente recordarás las recientes marchas y contramarchas en torno a la marca Saab, una historia que finalmente culminó con NEVS imposibilitada de utilizar la histórica denominación.

Sin embargo, uno de los modelos mas emblemáticos que la marca sueca ha lanzado en los últimos años ha logrado sobrevivir, lógicamente algo desfasado en términos de diseño, teniendo en cuenta que se trata de un coche que Saab había lanzado en el año 2003. Sin embargo, el fabricante chino le dará una nueva vida al 9-3 como un vehículo puramente eléctrico que hace algunos meses pudimos conocer bajo el formato de un prototipo y que por éstos días ha iniciado su fabricación en China.

NEVS ya se había comprometido a entregar varios miles de «Saab» 9-3 eléctricos y es por ello que ya han iniciado la producción de las primeras 50.000 unidades del 9-3, correspondientes a sus compromisos con las compañías Volant Industry Co y Panda New Energy. Posteriormente la firma china tiene previsto producir unos 220.000 vehículos al año, ya que solamente el acuerdo alcanzado con Panda New Energy contempla un total de 150.000 unidades de los nuevos 9-3 eléctricos.

Pero el Saab 9-3 no estará solo, ya que en esta nueva etapa NEVS contempla además el lanzamiento de un coche basado en el Saab 9-3X. En ambos casos han recibido algunas leves modificaciones estéticas, con el propósito de brindarles un aspecto renovado, ya que se trata de un coche diseñado hace 15 años.

Con respecto a su mecánica, los NEVS 9-3 EV utilizarán un motor eléctrico asociado a una batería de iones de litio que le brinda una autonomía cercana a los 300 kilómetros con una carga completa y una velocidad máxima de 140 km/h.

Además de los compromisos con Volant y Panda, NEVS acaba de sellar un acuerdo con Didi, una plataforma China de uso compartido de vehículos, que contempla el desarrollo de un nuevo vehículo eléctrico que será utilizado por esta plataforma de car sharing.