El Volkswagen Up! se pone al día también en América Latina

La firma alemana presentó en Brasil al renovado Volkswagen Up! 2017, la actualización de mitad de vida del urbano destinado a los mercados latinoamericanos.

El Volkswagen Up! producido en Brasil es algo diferente al modelo que se comercializa en el Viejo Continente, ya que es algo mas grande y cuenta con un maletero de mayor capacidad.

Sin embargo, el modelo brasileño acaba de renovarse visualmente, con características inspiradas en el modelo que es comercializado en otros mercados, añadiendo a su vez una dotación mejorada y mayor tecnología.

Los cambios exteriores han sido sutiles, aunque suficientes para conservar su vigencia. El frontal recibe unos nuevos grupos ópticos y paragolpes, además de unos faros antiniebla que de acuerdo a las versiones ahora pueden incluir iluminación en curva. La zaga también ha sido objeto de revisión, aunque limitada a unos pilotos traseros renovados y un nuevo formato de los paragolpes. Además se renovaron los diseños de llantas de aleación y estrenó nuevos colores exteriores.

En el interior la actualización cobra mas peso, ya que estrena un nuevo volante multifunción forrado en piel, nuevo cuadro de mandos con iluminación LED y ordenador de viaje con pantalla de 3,5 pulgadas, luz ambiental LED, nueva tapicería, además de un nuevo sistema de información y entretenimiento con pantalla de cinco pulgadas con navegación TomTom integrada.

La dotación añade encendido automático de luces, sensor de lluvia y retrovisores con sistema tilt down, que facilita las maniobras de retroceso, además de algunos nuevos elementos en las versiones mas sencillas.

En Brasil se añade además un nuevo nivel de terminación denominado Connect, que cuenta con una estética mas deportiva, con los retrovisores y el techo pintados en color negro, un kit de carrocería específico, llantas de aleación de 15 pulgadas y el motor TSI de 1.0 litro con 101 CV, en combinación con un cambio manual de cinco velocidades.

El resto de la gama conserva el motor de 1.0 litro naturalmente aspirado con 75 CV de potencia, que puede combinarse tanto con el cambio manual de cinco relaciones como con el cambio robotizado que Volkswagen denomina I-motion.