Davide Cironi nos enseña las bondades del BMW M3 E30

Esta semana Davide Cironi nos trae un BMW M3 E30, la primera edición de éste modelo que con el paso del tiempo se ha transformado en un verdadero emblema de la marca alemana.

Un mito. Eso es lo que logró la firma alemana con el BMW M3 E30, un modelo que llegó al mercado en el año 1987 y que en sus diversas evoluciones, se mantuvo en reducción hasta el año 1991. Tal como era habitual por aquellos años, el coche fue diseñado y construido con un solo fin: participar en una categoría homologada por la FIA.

Ese era uno de los requisitos indispensables que exigía la FIA y al igual que otras marcas, BMW diseñó al M3 para competir en el Campeonato Alemán de Turismos, en donde el M3 se medía contra el Mercedes 190E 2.3 16V. El BMW M3 E30 se cansó de vencer campeonatos a lo largo de Europa.

inicialmente fueron producidas 5.000 unidades, a un costo 1,5 veces superior al del 325i convencional, lo cual en un principio auguraba un posible fracaso comercial. En su primera serie, la cual esta semana pasó por las manos de Davide Cironi, el M3 utilizaba un motor con bloque de cuatro cilindros y 2.3 litros de cilindrada que producía 195 CV, aunque en su última evolución a la cual se la denominó M3 Sport Evolution, la potencia alcanzaba los 238 CV, gracias a las bondades de su motor de 2,5 litros.

Davide destaca las bondades del comportamiento de su chasis, la precisión de su dirección y de su cambio manual, de este coche que es un verdadero coche de carreras, que era comercializado para ser utilizado en la vía pública.