El Nissan GT-R desde la óptica de Davide Cironi

Davide Cironi nos sube a bordo de un Nissan GT-R por las carreteras secundarias italianas. Se tarta de una unidad elaborada, que logra extraer 660 CV a su motor V6 de 3,8 litros.

En una etapa dedicada a los coches japoneses, Davide Cironi nos sube ésta semana a bordo del Nissan GT-R. Davide se muestra muy satisfecho por el comportamiento, el rendimiento y sobre todo por la excelente posición de manejo que ofrece el producto de Nissan.

Se trata de una unidad que cuenta con una preparación similar a la ofrecida por Nismo, con una potencia de 660 caballos de fuerza extraídos de su motor V6 de 3,8 litros de cilindrada, en combinación con un cambio automático con doble embrague. Davide destaca que a pesar que al observarse el vídeo el Nissan GT-R luce casi como un videojuego con cuatro ruedas, muy sencillo de pilotar, la realidad indica que no se trata de un coche tan sencillo de conducir.

Pero lo que considera mas apasionante son las fuerzas G que produce el GT-R en las aceleraciones, las frenadas y en su paso por curva, que para un apasionado de la velocidad, es literalmente una droga.

Para Davide, el único problema acerca del GT-R tiene que ver con el modo que ha sido construido. Considera que se trata de un producto elaborado y desarrollado dentro de un laboratorio por un grupo de japoneses con delantales blancos, analizando minuciosamente cada detalle para poder lograr un coche mas veloz que los italianos, los alemanes y los británicos. Cierto o no, mas allá de su particular análisis, lo mas importante tiene que ver como es habitual, con la pasión con la cual describe el comportamiento de los coches que prueba.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *