Así es el nuevo Honda NSX de producción

Tras haberlo mostrado en su formato de prototipo a lo largo de los salones internacionales de los últimos años, el Honda NSX en su formato de producción en serie hizo su debut en forma oficial en el marco del Salón del Automóvil de Detroit que se desarrolla ésta semana. Llegará al mercado en 2016.

Honda-NSX-3

Entre las novedades que Honda preparo para llevar al Salón de Detroit está la versión de producción de la segunda generación del Honda NSX. Para mostrarlo, los japoneses eligieron hacerlo a través de su división de lujo Acura, que será la marca con la cual se lo venderá en los Estados Unidos.

El modelo llega tras varios prototipos presentados en los últimos salones internacionales e incluso luego de que uno de ellos se incendiara mientras realizaba pruebas en el circuito de Nürburgring Nordschleife hace algunos meses.

Pero el nuevo NSX ya se encuentra listo para entrar en producción y llegar a manos de sus propietarios ya en el año 2016. El flamante Honda NSX legará al mercado plagado de tecnología, con una carrocería que ha sido fabricada en una combinación de Sheet Molding Composite (SMC) y aluminio, mientras que su sistema de propulsión híbrido, que produce nada menos que 550 caballos de fuerza, combina un motor V6 de doble turbo con tres motores eléctricos.

Esto le permite contar con tracción en las cuatro ruedas, ya que dos de los motores eléctricos se ubican en cada ruedas trasera y el tercer motor eléctrico en el eje delantero. A este sistema Honda lo denomina Sport Hybrid Super Handling AWD system.

Honda-NSX-2

El sistema de propulsión se complementa con una transmisión automática de nueve velocidades con doble embrague. El sistema híbrido le permite al NSX mediante el uso de los tres motores eléctricos poder hacer uso de ellos en forma individual para lograr un efecto en su comportamiento dinámico en curva.

Pra detenerlo, el sistema de frenos utiliza unos discos carbono-cerámicos provistos por Brembo, con mordazas de seis pistones en el eje delantero y de cuatro pistones en el trasero. Los frenos están cubiertos por unas llantas de aleación de 19 pulgadas en el frontal y de 20 pulgadas en el sector trasero.

Su longitud es de 4.47 metros y su altura es de apenas 1.21 metros y su carrocería se afirma sobre un chasis que combina la fibra de carbono con el aluminio.

El habitáculo cuenta con la calidad y el estilo habitual en productos de la marca, presidido por las pantallas digitales y sobre todo por unos fantásticos asientos revestidos en cuero. Los japoneses, que lo fabricarán en los Estados Unidos, en la planta de Ohio, por el momento no han ofrecido datos acerca de sus prestaciones, pero se cree que el modelo debería superar los 600 caballos de fuerza.

Tal como ocurriera con su primer generación, se espera un nivel de prestaciones similar al de los superdeportivos italianos o británicos, aunque a una fracción del precio, con una tarifa que podría ser equivalente a la de un Audi R8

Next-Generation Acura NSX Exterior

Archivado en: