Clásicos: Innocenti Mini De Tomaso

En el año 1975, Innocenti fue adquirida por el empresario Argentino Alejandro De Tomaso, quién pasó a controlar el 25% de las acciones de Innocenti, tomando control total de la fábrica de automóviles.

La fábrica italiana Innocenti, era una firma con sede en Milan. Inicialmente comenzaron fabricando tubos de acero. Luego de la guerra, Innocenti se convirtió en un enorme fabricante de maquinaria pesada, incluyendo las grandes piezas de chapa de acero utilizadas para estampar carrocerías de automóviles. Dentro de sus clientes se encontraban Fiat, Alfa Romeo, Lancia, Pininfarina, Volkswagen y Ford.

En esos momentos, Italia estaba desesperada por un medio de transporte de bajo costo, por lo que ni bien se declaró el fin de la guerra, Innocenti comenzó a producir la famosa moto scooter Lambretta.

En el año 1961 llegan a un acuerdo con la British Motor Cars, a fin de producir el Mini Cooper Austin A40 bajo licencia de la británica BMC.

Luego de la muerte de Ferdinand Inoccenti ocurrida en 1966, su hijo se hizo cargo de la firma, produciendo cerca de 300,000 autos. En el año 1971 Innocenti contrató al carrocero Bertone, a fin de que elaborara un reemplazo para el mini original. El rediseño salido del tablero de Bertone, se trataba de un proyecto muy ambicioso, con un motor propio, construido íntegramente en aluminio y con un elaborado sistema de suspensiones.

Pero antes de que el proyecto fuera aprobado, y a pesar que se llegó a construir un prototipo que se presentó en el salón de Torino en 1974, Inoccenti se separó, la compañía automotriz fue vendida a British Leyland, quien retuvo la marca Innocenti, el proyecto durmió por muchos años sin llegar a salir a la luz, hasta que la compañía entró en bancarrota.

La era De Tomaso

En el año 1975, Innocenti fue adquirida por el empresario Argentino Alejandro De Tomaso, quién pasó a controlar el 25% de las acciones de Innocenti, tomando control total de la fábrica de automóviles, de la misma forma que había hecho anteriormente con Maserati, Benelli y Moto Guzzi.
La fábrica volvió entonces a nacer con el nombre de Nuova Innocenti S.p.A., comenzando a partir del año 1976 a ensamblar los Innocenti Mini 90 y 120, los cuales todavía montaban la conocida mecánica de 908 cc y 1275 cc de la British Leyland, el mas potente con 71 caballos.

El mini italiano evolucionó en forma de moderno city car, con innovaciones propias de autos de otros segmentos, como el asiento trasero dividido y rebatible, o el doble apoya cabezas delantero, convirtiéndose en un auto mucho más práctico y moderno que el mini original.

Pero en el año 1978, un nuevo modelo llamado DeTomaso mini fue presentado. Este era smilar al Innocenti anterior, pero contaba con sutiles cambios en el frontal, incorporando una toma de aire sobre el capot y una mecánica un tanto mas potenciada, ahora con una compresión de 9.75:1 sobre la mecánica de 1725cc, desarrollaba 74 hp a 6100 rpm.

Se caracterizaba por sus paragolpes y sus molduras de material plástico, en reemplazo de los tradicionales cromados del mini británico. Además montaba un juego de luces antiniebla incorporadas al paragolpes delantero y una toma de aire plástica sobre el lado izquierdo del capot.

El interior del pequeño italiano, estaba provisto de detalles de calidad, como lo es el volante de la casa Italiana MOMO, revestido en cuero, luciendo el emblema de la marca en el centro, con un excelente tacto y un tamaño adecuado. La palanca de cambios, con una inusual terminación en forma de cubo, lo que le otorgaba al diseño, un aspecto por demás original.

El cuadro de mandos fue variando a lo largo del tiempo, en principio se presentaba con las esferas de los relojes en color azul, con los caracteres en blanco. Con la llegada del turbo, el tablero pasó a tener los cuadrantes en color negro y los caracteres en amarillo. El medidor de carga de la batería, en el lateral superior izquierdo, fue reemplazado por un medidor de la presión del turbo, manteniéndose la ubicación del resto de los instrumentos.

El diseño es claro y si bien tiene algunos faltantes, como el de la temperatura del aceite, el aspecto es claramente deportivo. Es de destacar el diseño del contador de RPM, que funciona en sentido contrario a las agujas del reloj. Sin dudas un instrumental muy cuidado, para un auto de ése segmento y de finales de los años 1970.

Hacia el centro del cuadro de mandos se ubica la radio, que venía cubierta con una tapa, que al cerrarse mostraba el emblema de la marca. Debajo se sitúan los mandos de la calefacción con sus respectivas teclas de comando, formando un conjunto armónico, deportivo y muy moderno para la época.

Cambio de motor y nacimiento de la era turbo

En ese entonces Alejandro DeTomaso, compró prácticamente la totalidad de las acciones, llegando a poseer el 80% de la compañía. Debido al cambio en las legislaciones Europeas de ese momento, la fábrica fue forzada a reemplazar los viejos motores BMC, lo que lo llevó a partir de 1982, a equipar los Mini con un tres cilindros de 988 cc. de origen Daihatsu.
 
Pero como la potencia era reducida, de solo 52 caballos, don Alejandro se las ingenió para equiparlos con un turbocompresor IHI, lo que llevó la potencia hasta los 72 caballos a 6200 rpm. Ese fue el comienzo del mito, con su reducido peso, y la potencia de la nueva mecánica, el auto se convirtió en un legítimo pocket rocket.
 
 
La fabricación del DeTomaso Turbo, continuó hasta el año 1985, con una producción anual en el orden de los 15,000 vehículos. Innocenti finalmente fue vendida a Fiat en 1989, pero los nuevos dueños solamente utilizaron el nombre en algunos Fiat Yugoeslavos y en los primeros Uno! que se lanzaron en Brasil.
 

La historia del Innocenti Mini DeTomaso Turbo

Alejandro De Tomaso, que por aquellos años estaba pasando un buen momento con su empresa, no puedo dejar pasar la oportunidad de equipar al pequeño Innocenti con un motor turbo, justamente en el momento, en que en la fórmula uno habían comenzado a popularizarse los motores turbo comprimidos, mostrando su clara superioridad en el campeonato.
 
 El coche fue único en su especie en aquel momento, dada la configuración de su cilindrada, el motor turbocomprimido y su reducido peso. Siempre estuvo además en ventaja por sobre sus adversarios de la época, como el Renault 5 Alpine Turbo, Peugeot 205 GT y Autobianchi A112 Abarth. El secreto era su escaso peso, lo que llevaba su relación potencia-peso por encima de los demás.
 

Los detalles e impresiones de conducción del DeTomaso Innocenti

El motor de origen Daihatsu, es un tres cilindros en línea, montado transversalmente, equipado con doble árbol de levas. La alzada es de 76mm, la carrera del pistón es de 73mm, tiene una cilindrada total de 993cc, con un índice de compresión de 9,1:1, desarrolla una potencia máxima de 72 CV a 6200 revoluciones por minuto, con un torque de 95 Nm, el cual lo obtiene a las 4400 revoluciones por minuto (9,68 mkg). El block es de hierro fundido, de 4 bancadas, con árbol de levas a la cabeza, de aleación ligera, comandado por correa dentada.

La sobrealimentación a una presión de 0,37 bar, es obtenida con un turbo-compresor japonés IHI, del tipo RHB5. La bomba de combustible principal es mecánica, aunque además cuenta con una bomba eléctrica suplementaria. La caja de cambios es de cinco velocidades con un indice de relaciones de: 1a=3,091:1, 2da=1,842:1, 3ra=1,213:1, 4ta=0,865:1, 5ta=0,707:1

La tracción es delantera, con semi-ejes equipados con doble junta homocinética.

La suspensión delantera es independiente, del tipo Mc Pherson a brazos inferiores oscilantes, resortes helicoidales con amortiguadores telescópicos de doble efecto y barra estabilizadora. La suspensión trasera es independiente, con brazos inferiores oscilantes y elástico transversal de una sola hoja y amortiguadores telescópicos de doble efecto.

El DeTomaso turbo, es un coche divertido de conducir en la ciudad. En la partida en los semáforos, se comporta con soltura, ya que necesita solamente de 4 segundos para alcanzar los 60 kilómetros por hora. Tiene una potencia respetable, teniendo en cuenta que el coche pesa solamente 670 kilos. La relación peso/potencia es de 72,5 caballos/litro, lo cual permite al coche moverse con soltura en el tráfico citadino.

Comportamiento en el tránsito urbano

Si bien la elasticidad no es el fuerte de éste motor, en el balance de desempeño el pequeño deportivo italiano no defrauda.

La maniobrabilidad es notable, esto asociado a una óptima visibilidad externa y a un excelente radio de giro, permite deplazarse con facilidad en el tráfico, aun en los espacios mas reducidos. Teniendo en cuenta que el auto mide solo 3,13 metros de largo, el estacionamiento tampoco es un problema.

Comportamiento en carretera

En la conducción en carretera, es en donde el De Tomaso turbo se muestra en su salsa, se mueve con soltura ayudado por la precisión de su caja de cambios y una tercera marcha que permite alcanzar los 150 kilómetros por hora. La elasticidad del motor turbo es buena por arriba de las 3,000 rpm, lo que permite rápidos sobrepasos sin inconvenientes. Su régimen ideal de funcionamiento está entre las 3,500 y las 6,000 vueltas.

La estabilidad es óptima, ayudada por unas suspensiones rígidas, aunque sacrificando algo de confort. El coche se mantiene firme en todo momento, aún en los cambios de dirección bruscos al momento de un sobrepaso. Se ha hecho un excelente trabajo en el rediseño de la suspensión, en la versión equipada con motor turbo. En la conducción deportiva es en dónde el Innocenti saca a relucir sus mejores armas.

El consumo en carretera, manteniendo una media de 110 Km/h, con una máxima de 140 Km/h, está en el orden de los 11,8 Km/litro, unas cifras definitivamente bajas si se considera un régimen de giro de entre 4,000 y 6,000 vueltas.

Ficha técnica

Dimensiones

  • Largo 313 mm Ancho 153 mm Alto 137 mm
  • Motor de 3 cilindros 993 cc con carburador de doble cuerpo + turbo IHI Relación de compresión 9,1:1
  • Potencia: 72 cv a 6200 rpm
  • Par: 9,68 mkg a 4400 rpm
  • Peso en vacio; 670 kg
  • Discos de freno delanteros, campanas traseras
  • Transmisión manual de 5 marchas

Velocidad y aceleración

  • Velocidad máxima: 164,7 Km/h
  • Aceleración de 0-40 Km/h 4 s
  • Aceleración de 0-80 Km/h 6.5 s
  • Aceleración de 0-100 Km/h 10.2 s
  • Aceleración de 0-120 Km/h 13.7 s Aceleración, 400 metros con partida detenida: 17.3 segundos
  • Aceleración, 1000 metros con partida detenida: 32 segundos

Frenaje:

  • De 60 Km/h a la detención: 16,2 metros De 100 Km/h a la detención: 46 metros
  • De 140 Km/h a la detención: 118,4 metros

Innocenti en la actualidad

Tras la muerte de Alejandro DeTomaso en el año 2003, la fábrica estaba a cargo de su hijo y ya había dejado de producir vehículos. Un año después se declaró en bancarrota y tras varios intentos fallidos fue vendida al empresario Italiano Gian Maria Rossignolo, quién hace unos dias presentó en el salón de Ginebra el nuevo crossover de la marca, denominado DeTomaso Deauville, al igual que el sedán de la década del 70, y en un claro homenaje de los nuevos propietarios de la marca, a Don Alejandro.

Rossignolo había anunciado hace un tiempo que también tiene intenciones de fabricar un compacto premium, para competir contra el MINI Cooper de BMW. Hay quienes tras ésta noticia auguran el retorno de la marca Innocenti.