Novedades — 27 de Febrero de 2017 at 8:10 am

Peugeot Instinct, un shooting brake con conducción autónoma en formato prototipo

El Peugeot Instinct Concept no sólo es un coche autónomo, sino que además es un coche ultraconectado, que puede aprender del uso de nuestros dispositivos para satisfacer nuestras necesidades.

Una de las novedades que la marca francesa tiene preparadas para llevar al Salón del Automóvil de Ginebra es el Peugeot Instinct Concept, un trabajo conceptual que nos trae un shooting brake con conducción autónoma, además de una serie de nuevas tecnologías inteligentes destinadas a hacer la experiencia de conducción más conectada que nunca.

Propulsado por una motorización híbrida de 300 CV de la cual no se han brindado mas detalles que su potencia, el Instinct Concept se presenta con un formato shooting brake de cuatro puertas y un habitáculo que nos enseña las tecnologías que estarán disponibles en los coches de Peugeot de los próximos años.

La conectividad será algo fundamental en los coches inteligentes que veremos en los próximos años y esa es justamente una de las principales cualidades de éste trabajo conceptual de Peugeot, que dispone de un sistema desarrollado conjuntamente con Samsung denominado Artik Cloud.

Mediante éste sistema, el coche sincronizará los dispositivos utilizados por el conductor, con el propósito de aprender acerca de su estilo de vida y satisfacer sus necesidades como el modo de conducción, la iluminación ambiental, el audio y la propia configuración de la interfaz.

De éste modo, el internet de las cosas, un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet se pone de manifiesto en el sistema Artik Cloud de Peugeot, que seguramente veremos en algún modelo de producción en un futuro cercano.

El Peugeot Instinct Concept es además un prototipo de conducción totalmente autónoma, aunque el conductor puede tomar el control del volante si así lo desea, a través del ‘i-Device’ situado junto a la pantalla de la consola central, sustituyendo al volante y pedales tradicionales. Los asientos del coche también han sido optimizados para sacar el máximo provecho de la conducción autónoma, por lo que pueden reclinarse en forma completa para que los ocupantes puedan descansar mientras el coche conduce por sí mismo.

Un comentario

  1. Enlace a ésta nota desde otro sitio: Bitacoras.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *