Adv — 14 de Enero de 2017 at 5:29 am

Una novedosa alternativa para comprar coches de segunda mano

La compra de un coche de segunda mano significa habitualmente tomar muchos recaudos. Pero algunas empresas ofrecen un servicio novedoso, que ayuda a que la decisión sea mucho mas simple.

La decisión de compra de un vehículo de ocasión no es la misma que la de un coche nuevo, ya que la compra de un vehículo de segunda mano implica seguir ciertas recomendaciones para que el proceso de elección de una unidad que se adapte a nuestras necesidades transcurra sin sobresaltos.

En la actualidad, las estadísticas indican que la mayoría de los coches que se venden en el mercado español son de segunda mano, una elección que en muchos casos está directamente relacionada con sus precios mas asequibles. Habitualmente los compradores de éste tipo de vehículos valoran cuestiones como su estado, mantenimiento y kilometraje, en muchas ocasiones recurriendo al asesoramiento de algún mecánico e incluso de familiares o amigos.

Pero hay ocasiones en que no es posible recurrir al asesoramiento de algún experto, o que el comprador desea efectuar una prueba de conducción prolongada antes de adquirirlo, algo que habitualmente es poco probable que ocurra siguiendo los métodos de compra convencionales de un vehículo de ocasión.

Es por ello que en los últimos años los clientes comenzaron a recurrir a empresas especializadas para la compra de vehículos de ocasión. Un ejemplo es el servicio que ofrecen en coches de segunda mano en Hertz Rent2Buy, una compañía que desde hace años está relacionada con el negocio automotor, que ahora ofrece a sus clientes una forma cómoda y confiable de adquirir un vehículo.

Se trata de las unidades del área de ventas de la flota de vehículos de alquiler, que son ofrecidos a los clientes con algunos beneficios atractivos. La compañía propone al cliente rentar el coche de su interés por un período de cinco días, tiempo suficiente para poder probarlo y evaluar si se adapta a sus necesidades y si logra cumplir sus expectativas. Sabiendo que la compra de un vehículo usado conlleva ciertos riesgos, este sistema le permite al cliente evaluar en forma exhaustiva el coche, inspeccionarlo en todo detalle y comprobar su funcionamiento bajo todo tipo de condiciones.

Puede ocurrir que luego de los cinco días de prueba el cliente opte por no adquirir el coche, pero eso no significará un inconveniente. Podrá retornarlo sin ningún tipo de compromiso, ya que tan sólo deberá pagar el coste asociado por cada día de uso. Si por el contrario decide quedarse con el coche, tendrá además a su disposición un servicio de financiación.

Los coches tienen entre 6 y 24 meses de antigüedad, poseen su kilometraje certificado y conservan la garantía del fabricante. Además la compañía garantiza un precio sin sorpresas, sin costes adicionales ni gastos de gestión para adquirir el vehículo seleccionado.

 

Un comentario

  1. Enlace a ésta nota desde otro sitio: Bitacoras.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *